En la desesperación por encontrar un trabajo podemos caer en las manos de empresarios con pocos escrúpulos y terminar siendo lo que se conoce como un falso autónomo. Se trata de un tipo de relación laboral fraudulenta en la que una empresa obliga a una persona a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos en lugar de contratarlo como trabajador por cuenta ajena (Régimen General de la Seguridad Social). ¿Cuál es la diferencia?: el falso autónomo tiene todos los deberes y obligaciones de un trabajador asalariado pero con los inconvenientes de ser un autónomo en toda regla.

Inconvenientes de ser un falso autónomo

Muchas personas han conseguido un empleo gracias a la existéncia ilícita de este tipo de relación laboral, pero no es oro todo lo que reluce y los inconvenientes son muy importantes. Aquí te indicamos unos cuantos:

  • No eliges tu horario. Mientras que un verdadero trabajador autónomo es libre de elegir su horario, un falso autónomo debe acudir a su puesto de trabajo diariamente y con un horario fijo y marcado por el empresario.
  • No eliges tu sueldo. Mientras que un autónomo puede elegir libremente las tarifas y honorarios que recibirá por sus servicios, el falso autónomo recibirá una remuneración fija que incluso puede ser nula en casos como en los trabajos a comisión.
  • Se te asignan tareas que no puedes rechazar. Como falso autónomo debes aceptar todas las tareas que se te asignen.
  • No tienes derecho a vacaciones retribuidas. Todos los trabajadores por cuenta ajena cuentan por derecho con unos días de vacaciones retribuidos establecidos por ley. Un falso autónomo no: si no trabajas no cobras.
  • No tienes derecho a paro. Cuando se extinga tu relación laboral te encontrarás con que no tienes ningún derecho a cobrar una prestación o subsidio por desempleo.

Beneficios de un falso autónomo para la empresa

Para la empresa son todo ventajas, siendo el único invonveniente el que puedan pillarla ya que se trata de un modelo de contratación ilegal. El ahorro en impuestos es considerable (no se pagan cuotas a la Seguridad Social, no se pagan finiquitos por despido, indemnizaciones, vacaciones, etc.) y es un modelo al que muchas empresas de nueva generación se han sumado (como la empresa de reparto de comida a domicilio Glovo). Incluso en el caso de que fueran multadas por una inspección de trabajo las empresas seguirían ganando económicamente.

repartidor de comida a domicilio glovo

Este tipo de contrato es muy común en algunos sectores, como en el comercial a puerta fría. Quien no ha acudido a una entrevista de trabajo en la que nos exigen darnos de alta como autónomo al empezar para más adelante pasar a formar parte, si nuestros resultados son buenos, de la plantilla fija de la empresa. Es evidente que para la empresa todo es beneficio aquí: se lleva el beneficio de las ventas y no tiene que pagar cuotas a la Seguridad Social. En el mejor de los casos tendrás un pequeño sueldo más el importe de las comisiones que a duras penas te llegarán para pagar la cuota de autónomos. Mucha gente desesperada acaba aceptando estos empleos por la urgente necesidad de trabajar y hacen que la ruega siga girando y estos contratos fraudulentos sigan existiendo.

La economía colaborativa: ¿problema o solución?

La necesidad de trabajar y tener un salario que nos permita salir adelante es el caldo de cultivo para toda una nueva generación de empresas: Uber, Glovo, BlaBlaCar, etc. Este modelo de economía colaborativa permite que casi cualquier persona sea apta para lograr un empleo, lo cual en apariencia es algo bueno. ¿Lo es?

Vamos a centrarnos en el caso de la empresa Glovo por el hecho de que recientemente ha sido acusada de usar la figura del falso autónomo para no cumplir con sus obligaciones con la Seguridad Social. El funcionamiento de esta empresa es simple: haces un pedido de comida en un un establecimiento que esté afiliado a la plataforma y un repartidor te lleva la comida a tu domicilio.

Los repartidores de Glovo, conocidos como Glovers, son en su gran mayoría personas dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que se llevan una pequeña comisión por cada reparto efectuado. Ahora bien, están atados a todos los inconvenientes del falso autónomo y deben trabajar contínuamente para cobrar. La palabra "coger la baja" o "vacaciones" no existe para estas personas.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado